Un problema de ajedrez a prueba de computadoras

Enviado por Juan el Jue, 23/03/2017 - 20:51
The Stockfish engine analyzing the position after 53 moves of depth

Si bien es sabido que en nuestros días la fuerza de los motores de ajedrez han rebasado la capacidad del humano, recientemente apareció en Internet un diagrama que llamó la atención de curiosos y jugadores del llamado deporte ciencia. Se trata de un rompecabezas fue elaborado por el Penrose Institute y constituye una manera ingeniosa de demostrar la gran brecha que aún existe entre las computadoras, a pesar de su gran capacidad de cálculo, y la mente humana.

En el diagrama se puede ver una posición que bajo el análisis de una computadora resulta en una victoria para el negro, esto debido a la gran ventaja material que lleva sobre el blanco. Para un ser humano, la posición es un empate a golpe de vista. ¿Cómo es esto posible?

La respuesta rápida es que si el blanco se limita a efectuar movimientos de rey únicamente, el empate está garantizado por la regla que declara un juego como empate tras 50 movimientos realizados donde no hay un solo movimiento de peón o captura. Ahora, el artículo original publicado por The Telegraph menciona que en el juego puede generarse una situación de rey ahogado o incluso, ante un descuido del negro, una victoria para el blanco. ¿Cómo sería esto posible?

Tendremos que analizar qué circunstancias en esa posición nos pueden llevar a ahogar al rey blanco, y esto quizá sea más prudente a través de un análisis a manera de retroceso. ¿Podemos colocar el rey en c8, un alfil negro en c7 y la dama negra cubriendo la casilla de escape en d7? ¿O si ahogamos al rey en b1, cercado por alfiles en las diagonales y la dama en c2? ¿Qué variantes nos pueden llevar a esas posiciones?

Y de esa forma entran la creatividad y el sentido común del ser humano para sobrepasar la capacidad de calcular millones de variantes de una computadora. Sin duda es una buena oportunidad para sentarse un rato frente al tablero con una taza de café y tratar de resolver el misterio.